Pueblo Magico: A Car Story

By Eric Rudd
Thursday, March 7th, 2013
Car new

Those of us who live here need transportation.  Those who drove here in their own cars have their own stories and issues-- cars brought in have to leave again.  We flew here so we had no choice.  Our architect/builder said on our very first day that we needed wheels, so he took us to various dealers and we opted for an inexpensive one-year old blue Platina Nissan with 16,000 miles on it and scratches all over.  That was fine with us; we just wanted something that would work and not have to worry about.  We had several wonderful trips around the country in this car. It was about a year and a half later, upon returning from a week's trip to San Miguel/Guanajuato, that Barbara gulped mightily-- she (and then I) just then realized that it didn't have air bags; we assumed all that time that all cars had air bags, like was required in the U.S. and we just didn't notice otherwise.   I was not about to pop big bucks for a new vehicle just for the lack of air bags.  At the start of another shorter trip, I stopped in Tepic and purchased a good-sized beach ball and asked Barbara to hold it in her lap; that was my version of air bags.  (Without air conditioning, she put up with that for about an hour.)

car- old

Barbara put up with not having that safety feature for another two years.  But when it finally broke down on Highway 200 about ten minutes from town (that was not a fun experience), with my (then) 98-year old mother, our son, their suitcases and bags of groceries, I decided enough was enough.  So last year, we sold our almost trusty "carro azul" and bought a new Nisson Versa for about $11k.  What a difference!  Air conditioned, power windows, all systems working and it came with a three-year guarantee.  I put it on our charge card and got a fabulous exchange rate in addition to airline points.  It was a deal for sure.  We couldn't find one in PV, so we ended up going to Tepic, which had the bonus of a nice day trip.  On the way, we discovered how cute Compostella is-- I always saw the name on the road sign but never actually went there; it's worth the visit, by the way.  Imagine a town with two saddle stores, and more than one hat store-- and not for tourists!

Recently, a Nissan dealer opened up near town, in Mezcales, so no need to go up to Tepic or even PV.   I'm not pushing one dealer or model over another, but there's an advantage to buying in Nayarit; as part of the service, they'll go get your tags and registration.

So without beach balls on Barbara's lap, we have been enjoying our new wheels.  When I drive it in Sayulita, I feel a bit "over-dressed."  When I drive down to Punta de Mita, I feel normal.  Of course, we don't need 4-wheel drive since we are only here in dry weather.  If we spent summers here, I'd have different thoughts.  I've heard about most of the local mechanics and used some of them with our previous car; hopefully, we'll have a three-year reprieve from them, except our neighbor's gardener scratched our car and has yet to offer to pay.  We now have to find someone to do a touch-up spray job.  Such is the way with ownership of cars.

I think I'm satisfied, although I must admit, every time we go into Walmart or Sam's, I see those small, fun moped-scooters.  Wouldn't that be fun around town? But when I even get close, I get a pull on the arm from Barbara.  She knows better than I how to avoid more trouble.

PUEBLO MÁGICO: UNA HISTORIA DE COCHE

Aquellos de nosotros que vivimos aquí necesitan transporte. Los que condujo hasta aquí en sus propios coches tienen sus propias historias y temas - coches traídos tiene que salir de nuevo. Volamos aquí, así que no tenía opción. Nuestro arquitecto / constructor dijo en nuestro primer día que necesitábamos ruedas, así que nos llevó a varios distribuidores y nos decidimos por un bajo costo de un año de edad Nissan Platina azul con 16.000 millas en él y arañazos por todas partes. Que estaba bien con nosotros, lo único que queríamos algo que funcione y no tener que preocuparse. Tuvimos varios viajes maravillosos de todo el país en este coche. Fue un año y medio más tarde, al regresar de un viaje de una semana a San Miguel / Guanajuato, que Barbara tragó saliva con fuerza - ella (y I) en ese momento se dio cuenta de que no tenía bolsas de aire, que nos darían todo lo que vez que todos los coches tenían bolsas de aire, como se requería en los EE.UU. y simplemente no se dio cuenta de lo contrario. Yo no estaba a punto de estallar mucho dinero para un vehículo nuevo sólo por la falta de bolsas de aire. En el inicio de otro viaje más corto, me detuve en Tepic y compró una pelota de playa de buen tamaño y le preguntó Barbara para sostenerlo en su regazo, que era mi versión de bolsas de aire. (Sin aire acondicionado, se puso al día con que por espacio de una hora.)

Barbara soportar no tener esa característica de seguridad por otros dos años. Pero cuando finalmente se rompió en la carretera 200 cerca de diez minutos de la ciudad (que no fue una experiencia divertida), con mi (entonces) 98-años de edad madre, nuestro hijo, sus maletas y bolsas de la compra, decidí que ya era suficiente. Así que el año pasado, vendimos nuestra confianza casi "carro azul" y compró un nuevo Versa Nisson por alrededor de $ 11.000 (EE.UU.). ¡Qué diferencia! Aire acondicionado, elevalunas eléctricos, todos los sistemas de trabajo y que venía con una garantía de tres años. Lo puse en nuestra tarjeta de crédito y tiene un tipo de cambio fabuloso, además de los puntos de las líneas aéreas. Fue un acuerdo seguro. No pudimos encontrar uno en PV, así que terminamos yendo a Tepic, que tenía la ventaja de un viaje de un día agradable. En el camino, descubrimos cómo es lindo Compostela - Yo siempre vi el nombre de la señal de tráfico, pero en realidad nunca fuimos allí, vale la pena la visita, por cierto. Imagine una ciudad con dos tiendas de silla de montar, y más de una tienda de sombreros - y no para los turistas!

Recientemente, un concesionario Nissan abrió cerca de la ciudad, en Mezcales, así que no tienes que ir a Tepic o incluso PV. No estoy empujando un distribuidor o un modelo sobre otro, pero hay una ventaja de comprar en Nayarit, como parte del servicio, van a ir a buscar las etiquetas y el registro.

Así que sin pelotas de playa en la vuelta de Bárbara, hemos podido disfrutar de nuestras nuevas ruedas. Al conducir en Sayulita, me siento un poco "sobre-vestida." Cuando conduzco hasta Punta de Mita, me siento normal. Por supuesto, no necesitamos cuatro ruedas motrices, ya que estamos aquí sólo en tiempo seco. Si pasamos veranos aquí, me gustaría tener pensamientos diferentes. He oído hablar de la mayoría de los mecánicos locales y utilizó algunos de ellos con el coche anterior, con suerte, tendremos un respiro de tres años a partir de ellos, excepto jardinero del vecino rayado el coche y todavía no ha ofrecido a pagar. Ahora tenemos que encontrar a alguien para hacer un trabajo de aerosol de retoque. Tal es la forma con la propiedad de automóviles.

Creo que estoy satisfecho, aunque debo admitir que cada vez que vamos a Walmart o Sam, veo a los pequeños, la diversión ciclomotor-scooter. ¿No sería divertido en la ciudad? Pero incluso cuando me acerque, me da un tirón en el brazo de Barbara. Ella sabe mejor que yo cómo evitar más problemas.