Sayulita Is For Everyone: Interview with Jordi and Yamili

Thursday, February 28th, 2013
Jordi, Yamili and Daughter

Photo: Georgia Glennon

With each interview I do, I am more and more amazed by the wonderful blend of persons that make up this magical pueblo, Sayulita. This week's interview is of a family who have decided that Sayulita is the perfect place to start their business, dream their dreams, and raise a family.

Jordi is a native Spaniard from Barcelona and Yamili is a native born Mexicana from Mexico City. Their daughter, Aisha, moved here at 4 months old, so is for all intensive purposes a native Sayulitan. But, let me take you to the beginning of this fascinating love story.

Jordi had no idea what was about to happen to him in Barcelona in 2005. How could he? Yamili had just moved to Barcelona to pursue her Masters Degree in Communications when they met. It was at a Capoeira Class. Capoeira is a Brazilian martial art that combines elements of dance and music. It was developed in Brazil mainly by descendants of African slaves with Brazilian native influence probably beginning in the 16th century. It is known by quick and complex moves, using mainly power, speed, and leverage for leg sweeps. Well, sweep they did, and it was "love at first sight" for Jordi and Yamili. In fact, Yamili loved Jordi so deeply that she "brought him home as a souvenir" (she was laughing as she told me this), because she didn't want to lose him. Already international travellors, they now added South America to their itineraries. Our young couple travelled through South America together visiting countries like Brazil, Peru, Bolivia, and Argentina. And then came the time to "introduce" Jordi to the family in Mexico City. Yamili's family must have approved of him because they are still very much together and in love today.

 

Jordi

Photo: Georgia Glennon



When I asked what they liked most about Sayulita, Yamili replied: "the quiet town, the friendly people, and the beach and the ocean". She thought for a second longer, smiled, and said: "and the whales". The one thing they felt needed to be improved was the trash problem. With all of the restaurants opening in our pueblo, they recognize the need to organize to keep Sayulita as beautiful as she can be.

It was a pleasure getting to know this unique family. Thank You.

 

Sayulita Es Para Todos:  Entrevista Con Jordi y Yamili

Jordi, Yamili and Daughter

Photo: Georgia Glennon

Con cada entrevista que hago, estoy cada vez más sorprendido por la maravillosa mezcla de las personas que componen este mágico pueblo, de Sayulita. Entrevista de esta semana es de una familia que ha decidido que Sayulita es el lugar perfecto para comenzar su negocio, soñar sus sueños y formar una familia. Jordi es un nativo de español de Barcelona y Yamili es un nativo Mexicana nace de la Ciudad de México. Su hija, Aisha, se trasladó aquí a los 4 meses de edad, también lo es para todos los propósitos intensivos Sayulitan un nativo. Pero deja que te lleve hasta el comienzo de esta historia de amor fascinante.

Jordi tenía ni idea de lo que iba a pasar con él en Barcelona en 2005. ¿Cómo podría? Yamili acababa de trasladarse a Barcelona para perseguir su Maestría en Comunicaciones cuando se conocieron. Fue en una clase de Capoeira. Capoeira es un arte marcial brasileño que combina elementos de la danza y la música. Fue desarrollado en Brasil principalmente por descendientes de esclavos africanos con influencia indígena brasileño probablemente a partir del siglo 16. Se sabe por movimientos rápidos y complejos, utilizando principalmente potencia, velocidad, y el apalancamiento para barridos de la pierna. Bueno, barrer lo hicieron, y fue "amor a primera vista" de Jordi y Yamili. De hecho, querido Jordi Yamili tan profundamente que ella "lo trajo a casa como recuerdo" (ella se reía mientras ella me dijo esto), porque ella no quería perderlo. Ya travellors internacional, se suma ahora América del Sur con sus itinerarios. Nuestro joven pareja viajó por América del Sur, junto visitando países como Brasil, Perú, Bolivia y Argentina. Y entonces llegó el momento de "introducir" Jordi a la familia en la Ciudad de México. Yamili familia debe de haber aprobado de él porque todavía están muy juntos y enamorados en la actualidad.

Fue mientras se alojaban en la ciudad de México, que Jordi y Yamili comenzaron a formar sus planes para el resto de sus vidas. Compartieron sus respectivos sueños y encontró muy pronto que ambos tenían el mismo sueño: "para encontrar un lugar en el mundo que era un lugar divertido, que estaba cerca de una playa, donde podrían iniciar un negocio, y donde podrían vivir en paz con su familia ". Así que trabajó en la ciudad de México durante los próximos tres años, con Jordi trabajando en su profesión de chef, y Yamili trabajando en las comunicaciones. Ellos guardan su dinero y viajó por todo México en busca de la ubicación de sus sueños. En sus viajes, Jordi y Yamili visitó la Baja (Cabo), la península de Yucatán, Puerto Vallarta, Sayulita Y (lo has adivinado). Bueno, ¿adivinen qué? El tranquilo pueblo de pescadores que fue creciendo a pasos agigantados con los intereses turísticos robó el corazón. Y Sayulita, el mágico pueblo, había trabajado su magia una vez más!

En julio de 2013, Jordi, Yamili, y su hija recién nacida, Aisha, oficialmente se trasladó a Sayulita y abrió un restaurante único Falafel, y sus amigos, en la calle José Mariscol el 5 de octubre (cumpleaños de Jordi). ¿Por qué la cocina Falafel y árabes en un pueblo costero mexicano lo preguntas? Bueno, lo que pasa es que los abuelos Yamili provienen de Siria y el Líbano, y sentí que era un justo homenaje a su memoria, y una expresión de su patrimonio. Y, Jordi es como un cocinero consumado, que el ajuste del español al mexicano a la cocina árabe no era demasiado de un cambio para él. Le pregunté a Yamili si tenían planes para quedarse todo el verano (estoy buscando amigos para ayudarme en mi primer verano aquí), pero no tienen planes de regresar a España para visitar a la familia de Jordi y para darles a conocer su nueva nieta.

Cuando le pregunté lo que más le gustaba de Sayulita, Yamili respondió: "El pueblo tranquilo, la gente amable, y la playa y el océano". Ella pensó por un segundo más, sonrió y dijo: "Y las ballenas". Lo único que sentía era necesario mejorar era el problema de la basura. Con todos los restaurantes que abrirán en nuestro pueblo, reconocen la necesidad de organizarse para mantener Sayulita tan hermosa como ella puede ser.

Fue un placer conocer a esta singular familia. Gracias.